Club fundado en 1972. 45 años de historia montañera.
clubalmeriensedemontanismo@gmail.com
También en Facebook, Club Almeriense de Montañismo

martes, 28 de septiembre de 2010

UN DÍA EN LA SIERRA DE BAZA






Relato en tono mayor de un pateo por la sierra de Baza.

Texto y Fotos de Kiko.




El otro día estuvimos dando un garbeo por la Sierra de Baza y debo decir que siempre que voy por estos parajes, me quedo maravillado de los tesoros que encierra esta sierra.

La ruta de hoy se inicia en Canaleja Alta, donde empezamos a recorrer un tramo del GR-7 en duro ascenso que te pone las piernas en su sitio ¡ “pa ir calentando”!.







La verea va atravesando un tupido bosque de pino de repoblación, mezclado con arces (Arce Granatensis) y encinas, salpicado todo ello de tomillos y mejoranas que inundan el aire de un aroma a monte que te “abre el tórax “; de vez en cuando, se oye la berrea de algún ciervo en celo que hace que la espesura del bosque suene a hueco y nos alegramos de no ser ciervas. Sin apenas parar, llegamos a la pista forestal y en unos minutos estamos en el Collado del Toro, espectacular mirador de la sierra. Desde aquí tenemos a nuestros pies toda la llanura de Baza, el altiplano bastetano salpicado de pequeños pueblos blancos; al fondo sobresale La Sagra, siempre desafiante, a la derecha el Cerro Quintana y a nuestra espalda tenemos el pico y el Calar de Santa Bárbara de 2.268 mts.





Seguimos pista y llegamos a los Prados del Rey. Es este un paraje situado a más de 2000 mts, de praderío de alta montaña. Posee enormes ejemplares de pino silvestre autóctono, de hecho, es uno de los mejores pinares de alta montaña de Andalucía, con gran profusión de especies como la sabinas rastreras y enebros tapizando el suelo.






En este lugar existe el refugio del Pozo de la Nieve, que creo que está gestionado por el Ayuntamiento de Baza , se encuentra cerrado, pero por el aspecto externo debe ser muy acogedor, y más para nosotros que hemos dormido en sitios que da hasta vergüenza decir.



En fin, proseguimos nuestra ruta y nos encaminamos ahora hacia los Prados del Mayoral, un paraje singular, con enormes ejemplares de pino de formas retorcidas y caprichosas, con troncos de considerable porte.


Finalmente, llega la hora de reponer fuerzas y hace acto de presencia la bota de vino que repone de combustible los motores montañeros y su rico néctar hace más fácil el tránsito del bocata que nos estamos hincando bajo la sombra de un pino , cuya edad es fácil que nos doble en mucho la nuestra.





Tras el picnic y sin ganas de ponernos de nuevo a andar, vamos al Pozo de la Nieve. Es una construcción de piedra y argamasa, tipo iglú, que se utilizaba para almacenar compactada la nieve que era transportada por los neveros a Baza , en bestias durante la noche, para ser empleada en la conservación de alimentos y medicinas y en otros menesteres.



Iniciamos el regreso, no sin antes; echar una mirada hacia atrás, intentando que nuestras retinas no se olviden de estos paisajes a los que habrá que volver con las primeras nieves…….


3 comentarios:

  1. Estupendo relato de un lugar fantástico para disfrutar. Esta sierra suele estar curiosamente solitaria, al menos cuando yo he ido.
    En la parte posterior del refugio de Prados del Rey había un cuarto abierto para casos de necesidad, donde se podía pernoctar al calor de la chimenea (al menos hace unos años).
    Gracias por el relato y las fotos.

    ResponderEliminar
  2. Soy un profundo admirador de los relatos de mi Kiko.

    ResponderEliminar
  3. este Ibiza es un cachondo mental.

    ResponderEliminar

*************************************************************************************************


CLUB ALMERIENSE DE MONTAÑISMO (Fundado en 1972)




*************************************************************************************************