Club fundado en 1972. 45 años de historia montañera.
clubalmeriensedemontanismo@gmail.com
También en Facebook, Club Almeriense de Montañismo

lunes, 16 de julio de 2012

ALBERGUES, LOS MACHOS, VELETA Y VUELTA A LA CASILLA DE SALIDA


Habiendo quedado a las 6:00 en la puerta de "La Posada", y una vez todos allí, agarramos y tiramos para la sierra, no sin antes hacer un alto para dar rienda suelta al vicio de desayunar en la gasolinera de Huéneja (dios bendiga esas tostadicas).
Llegamos a los Albergues pudiendo comprobar la gran afluencia de público en general. A lo largo de la jornada vimos cómo la sierra, o al menos esa parte, estaba "inundada" de andarines, escaladores, ciclistas, y demás fauna.
El astro rey castigaba de lo lindo, así que no dudamos en embadurnarnos de protector solar en varias ocasiones. Ya se sabe que el sol viene muy malo este año.





En las posiciones, antes de coger el veredón para bajar al corral del Veleta,  hicimos un alto para reponer fuerzas y contemplar las maravillosas vistas.




























 Bajamos al corral del Veleta donde hacía bastante calor. Aquí don Quillo nos ilustró acerca de los glaciares, de los valles en forma de U o de V, dependiendo del tipo de erosión, bien sea por hielo o por agua.
Todavía quedaban algunas manchas de hielo con sus lagunillos correspondientes. Pero en general está bastante más seco que el año pasado por estas fechas.
Había varias cordadas practicando en las diversas vías de la zona.





Ya en la cumbre de los Machos hicimos una parada más larga para comer como dios manda.



Descendimos hacia la cara sur del Veleta, hicimos cola en el paso de los guías, repito que había gente hasta debajo de las piedras, y llegamos a la Carigüela donde dimos de comer a una cabra y a un pajarillo que se acercaron por allí. El pajarillo era un acentor alpino, que me lo dijo don José Quillo.



 







En la Carigüela del Veleta. Al fondo podemos ver el Mulhacén y la Alcazaba.











Y ya que estábamos allí, pues subimos  al Veleta, que para eso habíamos ido.
En la cumbre un amable espontáneo se brindó a hacernos esta foto de familia.
 Después de recibir las reprimendas de rigor por parte de Pelli: "No os acerquéis al filo, que parecéis tontos", iniciamos el descenso, llegando sanos y salvos a la Hoya de la Mora.
Como no podía ser de otra manera hicimos una parada técnica en la venta de Dólar, ay señor.  
Tengo que decir que Carmela nos invitó por su santo. ¡Gracias guapetona!. Y que de igual modo Luis y Nati compraron unos dulces azucarados, valga la redundancia, que nos hicieron recuperar algunos gramos perdidos en el esfuerzo previo. Gracias compañeros.

Y al hilo de lo que dijo alguien: "La cumbre no es sino la mitad del camino", yo añado: "Esto se acaba en la ducha de mi casa".










sábado, 7 de julio de 2012

EN GREDOS, CELEBRANDO 40 AÑOS DEL CAM







El pasado 7,8, 9 y 10 de Junio y como una de las actividades enmarcadas dentro del 40 aniversario de nuestro club  nos fuimos a la Sierra de Gredos a pasar unos días y conocerla un poco más.




Es difícil poder cuadrar estas actividades para que puedan asistir el máximo número de compañeros y aunque se puso en el calendario oficial desde principios de año al final nos animamos Francis, Ramón e Isa, el ñoño, mi hermano David y el que escribe estas líneas.        Nos hubiera gustado contar con más compis pero siempre es complicado que a la gente le cuadre.















Algunos ya estaban en Madrid desde el miércoles y otros salimos el jueves de madrugada desde Almería, llegando a Hoyos del Espino tras algún despiste del copiloto (que casualmente era yo  ) a la hora de comer.





Tras reponer fuerzas fuimos a ver a un amigo mío que vive en Hoyos y al que agradecemos sus indicaciones sobre la travesía que queríamos hacer así como las cervezas, cafés, desayuno y demás… Gracias Pacooo   






Esa misma tarde partimos desde la plataforma de Gredos directos hacia el refugio de la laguna contentos por no tener que cargar en nuestras espaldas ni con el material invernal (ya que no había nieve para ello), ni con sacos, esterillas y demás (ya que finalmente dormiríamos en el refugio y haríamos actividades de 1 día).








Aún así y como siempre pasa llevábamos material de escalada suficiente para subir la Magic Line del K2 y que al final no usamos apenas, pero siempre hay que llevarlo por si acaso y así de paso entrenamos con peso .





Tras contemplar la panorámica del circo de Gredos de camino al refugio llegamos al mismo y solo nos quedó disfrutar lo que restaba de tarde de las vistas y del ambiente de la laguna sin las masificaciones habituales para posteriormente preparar la mochila para el día siguiente, cenar e irnos al sobre.



















Desde el refugio se tiene una vista bastante amplia del circo y estuvimos intentando descifrar la gran cantidad de formaciones rocosas que nos envolvían y aparecían en los mapas  (los 3 hermanitos, el perro que fuma, la portilla del crampón, el cuchillar de las navajas…)    





                                                           
  La verdad es que había que tener mucha imaginación para poder identificar más de uno de los riscos y creo que el que fumaba no era el perro…  quizá por eso a alguno se le metió en la cabeza el nombre de los 3 enanitos, porque también podría haber sido así…                            Pero hay que reconocer que el ambiente del circo es muy alpino y escarpado con formaciones poco habituales para los que estamos acostumbrados a la caliza y se trata de un sitio espectacular.

  
A la mañana siguiente y tras un desayuno algo escaso empezamos la actividad que teníamos pensada y que consistía en realizar la travesía integral del circo de Gredos pero dividida en 2 días pernoctando en el refugio para no tener que ir cargando con comida, sacos, esterillas, agua…  y para poder ir un poco más tranquilos.
Al final el viernes  acabamos haciendo más o menos unas ¾ partes de la integral del circo tras unas 11 horas de actividad, disfrutando mucho de las vistas desde las aristas, cimas, portillas, cuchillares y demás formaciones al igual que del ambiente con la niebla entrando y saliendo del circo.     
                                                                                                                                               
   Fue una actividad muy entretenida, de esas que tienes que ir trepando y destrepando atento al terreno, donde usamos la cuerda en 3 ocasiones: para rapelar de la base de los 3 hermanitos ( se puede destrepar con cuidado), para bajar del Almanzor y para salvar un paso de destrepe por la parte que bajamos ya hacia el refugio. También había otro paso expuesto pero no difícil en el que “no has de caer” debajo del cuchillar de las navajas (paso del sagrao). Muy disfrutona la actividad.

La mañana del sábado y estando ya satisfechos de nuestra parte de la integral decidimos trepar a la cumbre del Ameal de Pablo, un risco bastante característico de la zona.                                  
  Nos llevamos cuerda y demás cacharros de escalada pero al final atentos, despacito y con buena letra no creímos conveniente sacar las cuerdas ya que se trataba de un III+ o así y nos sentimos seguros. Fue una ascensión muy agradable y nos recompensó con unas vistas de nuevo del circo espectaculares.   
                                                                                                                    
      
   Más seguros nos sentimos todavía tras el destrepe del Ameal donde nos tomamos tranquilamente un tentempié para posteriormente bajar al refugio que parecía otro totalmente distinto del que habíamos salido hacía unas cuantas horas por la mañana ya que lo dejamos bastante vacío y ahora estaba lleno de gente y con la laguna invadida por muchísima genteeeee!!!       
                                                                                                                                        No habíamos caído que ya era sábado y que es un refugio y una zona muy accesible pero nosotros ya habíamos acabado nuestras actividades así que con la sensación del trabajo hecho ( no sé si bien hecho jajaja) y tras tomar unas cervezas en el refugio y algo de comer abandonamos el mismo de vuelta a la plataforma.





Un helicóptero estuvo dando vueltas durante largo tiempo por la mañana y posteriormente nos enteramos que un chaval se había caído por la portilla del crampón y se había fracturado las piernas, así que ya sabéis, siempre precaución, atención, e intentar tener algo de información de la zona por la que nos movemos que aunque creamos que es un lugar accesible puede ser peligroso.




En un rato estábamos de vuelta en la plataforma y gracias a las múltiples posibilidades de las furgos que llevábamos empezamos a montar un chiringuito en la plataforma para celebrar nuestra bajada mientras los más duros del grupo se bañaban en el río helado.




Ya solo nos quedaba disfrutar esa noche de lo que realmente nos trajo a esa sierra y a sus pueblos, el buen vino y los chuletones, aunque como siempre decimos y sabemos todos sin todo “el sufrimiento” anterior no nos sabría igual y no tendrían sentido esos placeres jeje

Saludossssssssssss


 TEXTO: ISAAC

*************************************************************************************************


CLUB ALMERIENSE DE MONTAÑISMO (Fundado en 1972)




*************************************************************************************************