Club fundado en 1972. 45 años de historia montañera.
clubalmeriensedemontanismo@gmail.com
También en Facebook, Club Almeriense de Montañismo

viernes, 29 de octubre de 2010

BICHEANDO POR LA SIERRA



                                                                                                      24 de Octubre de 2010




El domingo empieza a ser día, una vez más hago esperar a José Álvarez en el portal de su casa. No obstante me  recibe con buen talante y comenzamos el viaje hasta la gasolinera de Fiñana donde hemos quedado con Antonio 4x4.








 El Hostal junto a la gasolinera está atestado (petao) de cazadores con los que compartimos café, tostadas y hasta una copita de anís.
Cuando llega Antonio nos montamos en su coche y nos desplazamos hasta la Fuente del Rosal, sita en el cruce del barranco del mismo nombre con la Pista Forestal que recorre la cara norte de nuestra Sierra Nevada.




A partir de aquí todo un maravilloso mundo de percepciones sensoriales, extrasensoriales y mediopensionistas se apoderaron de mi persona. Imagino que igual les pasó a mis compañeros.
El barranco llevaba agua y las rocas húmedas hacían más divertido nuestro ascender a través de su tortuosa idiosincrasia. 






Reconozco que a veces me salía de la ruta trazada por el hábil Antonio y su secuaz "el Quillo", para rodear algunas dificultades más verticales de lo que mi razón admite.










No obstante, contóyconeso, disfruté como un enano subiendo por esos parajes tan abruptos como impresionantes, allanando rincones en la umbría donde sestean las cabras montesas cuando aprieta la caló, y deslizándome por desfiladeros imposibles bajo el punto de vista de una "persona de orden".







Una vez en la cuerda, decidimos subir al Almirez. 
Pero de repente, una figura familiar aparece por entre las rocas de dicha montaña. Era el amigo Kiko, que junto a Meli hayábase en aquellos remotos lugares.





Después de los saludos de rigor y algunas fotos que inmortalizaron el momento, cada uno siguió su camino.




Bajamos del Almirez hasta el cortafuegos, de resbalón en resbalón, y luego seguimos hasta entrar en el Sulayr que nos llevaría a la pista forestal donde se encuentra la Fuente del Rosal.








Tras ingerir algo de alimento sólido y beber la rica y fresca agua que de tal fuente emana, partimos para Fiñana, con la finalidad de coger cada uno su coche y degustar las buenas viandas que en la venta de Dolar suele haber.





No  puedo imaginar mejor final para un estupendo día de monte.

2 comentarios:

*************************************************************************************************


CLUB ALMERIENSE DE MONTAÑISMO (Fundado en 1972)




*************************************************************************************************